Humedad en mis plantas

Qué humedad necesitan las plantas

Hoy, quiero sumergirnos en un aspecto del cuidado de plantas que frecuentemente queda en la sombra: la humedad ambiental.

Refiere a la cantidad de vapor de agua en el aire, un pilar en la salud y el bienestar de nuestras plantas.

Recordemos que muchas de ellas provienen de entornos húmedos y tropicales, donde la humedad supera por mucho los niveles habituales en nuestros hogares.

Una humedad ambiental óptima es clave para que nuestras plantas se mantengan hidratadas, respiren mejor y eviten problemas como las puntas marrones en las hojas.

Como cuidadores responsables, evaluamos meticulosamente varios factores que impactan a nuestras plantas. Sin embargo, a menudo, un aspecto tan crucial como la humedad pasa desapercibido.

Nos esforzamos en asegurar que nuestras plantas reciban la luz adecuada, seleccionando con esmero su ubicación. Inspeccionamos sus hojas en busca de plagas, observamos señales de riego insuficiente o excesivo, y celebramos cada nuevo brote. Pero, ¿qué hay de la humedad?

En el artículo de hoy, te explico cómo incremento de manera sencilla y eficaz la humedad ambiental de mis plantas. Con algunos consejos prácticos y recomendaciones que hubiera agradecido conocer cuando adopté a mi primer helecho.

La ubicación es clave

que humedad necesitan mis plantas

El lugar del mundo en el que vives puede influir significativamente en la humedad ambiental de tu entorno. Actualmente, me encuentro en Oporto, una ciudad al norte de Portugal, experimentando un invierno atípico, con temperaturas promedio de 15 grados, pero con una humedad que frecuentemente supera el 80%. Al caminar por sus calles, te encuentras con una ciudad adornada de helechos que crecen en paredes de piedra y rincones sombríos.

Si bien los helechos no son exclusivos de Portugal, la humedad ambiental determina el desarrollo de las plantas, permitiéndoles florecer y proliferar abundantemente cuando se encuentran en un entorno propicio.

¿Has observado helechos adornando las calles de Madrid, Barcelona o, mi querida Buenos Aires? Me encantaría que así fuera, pero lamentablemente no es el caso, no hay suficiente humedad.

En conclusión, las condiciones ambientales de tu ciudad pueden ser un beneficio o un desafío, pero lo cierto es que el clima y el entorno influyen considerablemente en tus plantas. Es vital ser consciente de esto para prevenir problemas futuros y asegurar el florecimiento de tu jardín interior.

Hablemos puertas adentro, que pasa con la humedad dentro de casa.

Cuando mantienes plantas tropicales en interior, debes tener un control de las condiciones ambientales para ajustarlas, según la necesidad de tus plantas.

Como incide la humedad en nuestras plantas

que humedad necesitan mis plantas

Primero, ¿qué es la humedad? Imagina que el aire a nuestro alrededor puede cargar agua, como una esponja. La humedad es cuánta agua tiene esa esponja. Cuando hace calor, la esponja (el aire) puede absorber más agua; y cuando está frío, menos.

Ahora, ¿cómo afecta esto a tus plantas? Tus verdes amigas respiran a través de sus hojas, liberando agua al aire. Este proceso las ayuda a mantenerse frescas y a deshacerse de lo que no necesitan.

Si el aire está muy húmedo y fresco, la planta tiene un problema: no puede liberar agua fácilmente porque el aire ya está lleno, como una esponja que no puede absorber más. Esto hace que las raíces no puedan tomar nuevos nutrientes del suelo, porque no hay «espacio» para más agua.

Por otro lado, si el aire es muy seco y caliente, la planta pierde agua rápidamente. Para no deshidratarse, absorbe más agua de la tierra, y con ella, más nutrientes de los necesarios. Esto puede ser demasiado para la planta, dañando primero las puntas de las hojas y luego afectando flores y hojas, que pueden marchitarse.

La humedad relativa (HR) es cómo medimos este juego de equilibrio. Se mide en porcentaje, diciéndonos cuánta agua hay en el aire comparado con cuánta podría tener si estuviera completamente saturado. Por ejemplo, una HR del 75% a 26°C significa que el aire contiene el 75% del agua que podría cargar a esa temperatura.

humedad ambiental

Entender la humedad es clave para cuidar tus plantas. No solo se trata de regarlas, sino de conocer el ambiente que las rodea. Con este conocimiento, puedes crear el hogar perfecto para que tus plantas prosperen. ¡Espero que este viaje por el mundo de la humedad te haya ayudado a ver tu jardín de interior con nuevos ojos!

¿Qué pasa con nuestras plantas y la humedad?

que humedad necesitan mis plantas

Las plantas tienen unos poritos en la parte inferior de sus hojas llamados estomas. Piensa en ellos como pequeñas narices por donde las plantas respiran y sudan. Este sudor de planta se llama transpiración y es superimportante porque así se refrescan y toman aire fresco.

Cuando hace mucho calor, las plantas pueden decidir no «respirar» para no perder agua. Es como si nosotros intentáramos no sudar cerrando los poros. Pero, si las plantas hacen esto por mucho tiempo, no pueden tomar dióxido de carbono ni soltar oxígeno, lo que las hace sentir como si se asfixiaran.

Si el aire alrededor de las plantas está muy húmedo, ellas luchan para sudar. Imagina intentar secarte el sudor en un baño súper húmedo después de una ducha caliente. No funciona muy bien, ¿verdad? Lo mismo les pasa a las plantas: no pueden sacar el agua de sus hojas, y eso les dificulta absorber nutrientes del suelo. Si esto sigue así, pueden terminar pudriéndose.

importancia de jugar con el clima

que humedad necesitan mis plantas

Cuando nuestras plantas crecen o cuando intentamos reproducirlas cortando pedacitos de ellas, automáticamente cierran sus estomas para ahorrar agua. Aquí es donde entran en juego los terrarios o bolsas plásticas, que son como mini invernaderos que ayudan a mantener el aire húmedo alrededor de las hojas pero también aseguran que haya aire fresco circulando.

Estos mini invernaderos ayudan a las plantas a usar el agua y el aire para hacer su magia con la luz y transformar el agua líquida en vapor. Es importante abrir estos terrarios una vez al día para que las plantas no se ahoguen en su propio ambiente.

Pero, ¿y si nos pasamos de humedad?
Demasiada humedad no es buena. Puede hacer que aparezcan moho y bacterias que atacan a nuestras plantas, causando que se pudran. Además, atrae a bichitos que comen raíces y adoran la tierra mojada.

El papel de la humedad en el crecimiento de las plantas

Las plantas son muy listas y ajustan sus estomas según el clima. Si hay mucha humedad, no pueden transpirar bien, aunque tengan los estomas abiertos. Y si el aire es muy seco, cierran sus estomas para no perder agua, lo que frena su crecimiento porque no pueden hacer fotosíntesis eficientemente.

Entonces, cuidar de nuestras plantas es como ser un DJ en una fiesta, donde tenemos que ajustar la música (humedad) para que todos (las plantas) estén contentos y bailando (creciendo bien). ¡Espero que esta charla te haya ayudado a entender mejor cómo cuidar tus plantas verdes y hermosas!

¿Qué pasa con las plantas y la humedad?

que humedad necesitan mis plantas

Imagina que tus plantas son como personas que necesitan beber agua pero también respirar. La transpiración es como su forma de sudar, y lo hacen para mantenerse frescas. Cuando hace mucho calor o el aire es muy seco, tus plantas «sudan» más rápido. Pero, ¡ojo! Si el aire es demasiado seco, llega un momento en que por más que quieran, no pueden «sudar» más y empiezan a sentirse mal, como si se deshidrataran.

Si el aire es muy húmedo, es como si estuvieran intentando beber agua con una pajita tapada; no consiguen absorber lo que necesitan del suelo, especialmente nutrientes importantes como el calcio. Además, si no usan mucha agua del suelo, pueden surgir otros problemas, como que ciertos nutrientes no estén disponibles para ellas.

La magia de la fotosíntesis – Humedad

que humedad necesitan mis plantas

La fotosíntesis es como la cocina de la planta, donde prepara su alimento usando aire (dióxido de carbono) y agua para hacer azúcares. Cuando hace calor y la humedad es la justa, las plantas abren más sus estomas (piensa en ellos como ventanitas) para dejar entrar más aire y cocinar más comida. Pero si el aire está muy seco, cierran esas ventanitas para no perder agua, y eso hace que cocinen menos y crezcan más despacio.

Cómo controlar la humedad para tus plantas de interior

Las plantas en tu casa necesitan que la humedad esté en su punto para sentirse a gusto. Los esquejes jóvenes, por ejemplo, necesitan un ambiente más húmedo, como un 80-85%, para no secarse. Pero una vez que tus plantas están más establecidas, prefieren un ambiente un poco menos húmedo, alrededor del 60%. Y si están floreciendo, lo ideal es no pasar del 50% para evitar que sus flores o frutos se pudran.

Puedes encontrar tablas específicas para cada tipo de planta que te dicen cuál es la humedad perfecta para ellas en cada etapa de su vida. ¡Es como una receta para cada planta!

Señales de que tus plantas necesitan más humedad

Si notas que las puntas de las hojas de tus plantas están secas o tienen manchas marrones, es como si te estuvieran diciendo que necesitan más humedad. Un ambiente muy seco también puede invitar a visitantes no deseados, como plagas o hongos.

Pero no te preocupes, aquí estoy para darte algunos consejos prácticos. Si ves que tus plantas no están tan felices como deberían, es momento de revisar la humedad de tu hogar y ajustarla para hacerlas más felices.

Que plantas sí que plantas no – Humedad

¿Has entendido que la humedad depende de la planta es cuestión? Entonces consideraré que eres consciente de la humedad que necesitan tus plantas en casa, ahora veremos como hacer aportes de humedad para que muchas de tus plantas sean muy felices.

¿Cómo podemos aumentar la humedad alrededor de nuestras plantas, especialmente en ambientes secos o durante los meses de invierno?

que humedad necesitan mis plantas

Aquí les comparto varias técnicas caseras para sumar humedad ambiental y mantener a nuestras plantas felices y saludables.

Pulverizar:

Bueno, es algo que siempre sugieren y yo no lo veo. La realidad es que pulverizar implica, si no eres cuidados@, dejar gotas alojadas sobre las hojas de tus plantas, y esto realmente no lo veo.
Si te aseguras de pulverizar con atomizadores que cuenten con la gota muy, entonces considéralo como opción, si no sigue a la próxima alternativa que seguro es más efectiva.
Es ideal para plantas que aman la humedad como las orquídeas y los helechos.

Humidificador:

Un producto que todo cuidador de planta debería considerar tener en casa, si tienes dudas, si puedes comprar uno o si es mejor esperar, siempre te recomendaré que sea uno de buena calidad, que tenga un buen tanque de agua y que lo mantengas de manera constate.
Si tu pregunta es si lo utilizo todos los días o cuantas horas, la realidad es que depende de la humedad que tengas dentro de casa. Si es verano, estas con el AA a full, tu ambiente se secará al igual que el invierno.
Es conveniente que tengas un medidor de humedad y que hagas lo mejor posible sin estresarte.
Colocar un humidificador cerca de tus plantas es una de las formas más efectivas de aumentar la humedad, especialmente en habitaciones grandes o en climas muy secos.

Platito con piedras

Tengo un truco genial para compartir contigo, que uso con casi todas mis plantas. Este método sirve para dos propósitos importantes. Primero, ayuda a recoger el exceso de agua de riego, asegurando que el agua sobrante no deje la base de tus macetas demasiado tiempo sumergida en humedad. Esto es crucial porque evita que las raíces se ahoguen o se pudran. Segundo, este mismo exceso de agua se utiliza para aumentar la humedad alrededor de las hojas de tus plantas, creando un ambiente más agradable para ellas.

Lo mejor de este sistema es que es barato, seguro, fácil de usar y funciona con todo tipo de plantas. Sin embargo, hay una pequeña advertencia: si lo usas con plantas que prefieren ambientes secos, como los cactus y las suculentas, asegúrate de eliminar el exceso de agua de la base. Estas plantas no necesitan mucha humedad, así que es mejor no sobre hidratarlas.

Un consejo importante: no te olvides de añadir más agua al sistema una vez que se haya secado. Esto asegura que el método siga funcionando correctamente. Pero, trata de rellenarlo solo cuando realmente se haya secado, para no atraer a las molestas mosquitas.

Así que, ¡adelante! Usa este método con confianza para la mayoría de tus plantas y verás cómo prosperan gracias a un mejor manejo de la humedad.

que humedad necesitan mis plantas

Aportes de humedad paso a paso: Aprovecho a dejarte un video en donde te muestro el paso a paso para que puedas aplicarlo en tus plantas. Haz click en la foto o ingresa al siguiente enlace: https://www.instagram.com/p/C24dYBqNlB0/

Crea un microclima apto para tus plantas

Algo que suelo recomendar es agrupar plantas para que compartan la humedad ambiental, colocando recipientes con agua como vasos y cuencos, utilizo platos de mayor tamaño al rededor de 50 cm de dial. Apoyo varias plantas en el mismo plato y se acompañan entre sí. Al agrupar tus plantas, creas un microclima que aumenta la humedad del aire alrededor de ellas, ya que liberan vapor de agua a través de la transpiración.
Asegúrate de que las macetas no estén en contacto directo con el agua para evitar el exceso de humedad en las raíces.

Invernaderos y terrarios

Para plantas pequeñas y esquejes en proceso de prosaicos son ideales, puesto que estas plantas necesitan mayor humedad, solo asegúrate de ventilar una vez al día abriendo tus invernaderos para evitar que se pudran las hojas de tus plantas.

Recipientes con agua

Coloca cubetas o recipientes con agua cerca de tus plantas o fuentes de calor para evaporar el agua gradualmente, aumentando la humedad del aire.

Baños de Vapor

Después de ducharte, deja que tus plantas disfruten del baño de vapor en el baño, siempre y cuando haya luz natural suficiente para ellas.

Recipientes de Agua en Radiadores

Si usas radiadores en invierno, colocar recipientes de agua sobre ellos puede ayudar a evaporar el agua y aumentar la humedad.

Preguntas frecuentes de humedad

La humedad juega un papel crucial en la salud y el bienestar de nuestras plantas. A menudo, recibimos preguntas sobre cómo la humedad ambiental afecta a las plantas y cómo podemos gestionarla adecuadamente. Aquí, responderé las preguntas que más recibo por redes sociales para ayudarte a entender mejor este tema vital.

¿Por qué es importante la humedad para las plantas?

La humedad es fundamental porque afecta la tasa de transpiración de las plantas y su capacidad para absorber agua y nutrientes del suelo. Una humedad adecuada es esencial para el proceso de fotosíntesis y para mantener las células de las plantas hidratadas.

¿Cómo puedo saber si la humedad es demasiado baja para mis plantas?

Las señales de baja humedad incluyen puntas de hojas marrones o secas, hojas caídas o marchitas, y un crecimiento lento. Las plantas también pueden parecer opacas y menos vibrantes.

¿Qué efectos tiene la alta humedad en las plantas?

Mientras que muchas plantas prosperan en alta humedad, demasiado puede promover el crecimiento de hongos y moho, y puede hacer que las plantas sean más susceptibles a enfermedades. Las hojas pueden mostrar manchas amarillas o caer prematuramente.

¿Cómo puedo medir la humedad ambiental en mi casa?

Puedes usar un higrómetro, un dispositivo económico que mide la humedad del aire. Esto te permitirá ajustar las condiciones ambientales según sea necesario para tus plantas.

¿Cuál es el nivel de humedad ideal para la mayoría de las plantas de interior?

La mayoría de las plantas de interior prefieren niveles de humedad del 40 % al 60 %. Sin embargo, algunas plantas tropicales pueden requerir niveles de humedad más altos.

¿Pueden todas las plantas tolerar la misma cantidad de humedad?

No, diferentes plantas requieren diferentes niveles de humedad. Las plantas tropicales, por ejemplo, suelen requerir una humedad más alta, mientras que las suculentas y cactus prefieren ambientes más secos.

¿Cómo puedo aumentar la humedad para mis plantas de interior?

Puedes aumentar la humedad con bandejas de guijarros y agua, humidificadores, agrupando plantas, rociándolas regularmente, o colocando recipientes de agua cerca de fuentes de calor para que el agua se evapore.

  1. ¿Es bueno rociar todas las plantas?
    Rociar es beneficioso para muchas plantas, especialmente aquellas que prefieren un ambiente húmedo. Sin embargo, algunas plantas, como las suculentas, pueden sufrir daños por el exceso de agua en sus hojas.

¿Cómo afecta la humedad a las plantas durante el invierno?

Durante el invierno, la humedad interior tiende a disminuir debido a la calefacción. Esto puede hacer que las plantas sufran de sequedad, lo que requiere un aumento de la humedad a través de humidificadores o bandejas de agua.

¿La humedad afecta la absorción de nutrientes en las plantas?

Sí, la humedad afecta la transpiración y, por lo tanto, la capacidad de las plantas para absorber agua y nutrientes del suelo. Una humedad inadecuada puede alterar este equilibrio y afectar la salud general de la planta.

¿Qué pasa si coloco una planta de alta humedad en un ambiente seco?

La planta puede experimentar estrés, lo que se manifiesta en puntas de hojas marrones, caída de hojas, y un crecimiento lento. Es importante ajustar la humedad del ambiente o elegir plantas adecuadas para las condiciones existentes.

  1. ¿Puede la humedad prevenir plagas en las plantas?
    La humedad por sí misma no previene las plagas, pero un nivel adecuado puede promover un ambiente más saludable para las plantas, haciéndolas menos susceptibles a infestaciones.

. ¿Cómo afecta la humedad a las semillas y plántulas?

Las semillas y plántulas generalmente requieren una alta humedad para germinar y crecer saludablemente. Una cubierta de plástico o un mini invernadero puede ayudar a mantener la humedad necesaria.

¿La humedad afecta el color y la textura de las hojas?

Sí, una humedad adecuada puede hacer que las hojas sean más vibrantes y mejorar su textura. La baja humedad puede hacer que las hojas se vuelvan opacas, secas y con bordes marrones.

¿Cómo puedo reducir la humedad si es demasiado alta para mis plantas?

Puedes reducir la humedad asegurándote de que tu espacio esté bien ventilado, usando un deshumidificador, o colocando las plantas en áreas de tu casa con menor humedad.

Mis recomendaciones

Aplicar estas estrategias puede transformar por completo la salud de tus plantas. Ten presente que cada planta tiene su personalidad y necesidades únicas, por lo que es crucial observar cómo reaccionan ante los ajustes en la humedad y adaptar tus cuidados en consecuencia.

Comprender la humedad y su impacto en el crecimiento de las plantas es clave, pero igual de importante es aprender de la experiencia. Nuestras plantas nos enseñan, a través de su desarrollo en las condiciones que les proporcionamos, cómo cuidarlas mejor. Por eso, te animo a no conformarte con un solo método. Experimenta con diferentes técnicas y sistemas. No hay una solución única para todos, ya que cada planta florecerá de manera óptima solo si logras entender y satisfacer sus necesidades específicas. Y este conocimiento se adquiere con la práctica y la experimentación.

Y si te apasiona el mundo de las plantas tanto como a mí, te invito a suscribirte a nuestro Newsletter Diario de Plantas. Cada edición está llena de consejos, trucos y todo lo que necesitas saber para convertirte en un experto en el cuidado de plantas. ¡No te lo pierdas!

Recuerda, cuidar de tus plantas es aprender a escucharlas y entender lo que necesitan. Y si estás leyendo esto, ya estás en el camino para convertirte en un experto en hacer felices a tus plantas. ¡Ánimo, que tú puedes!

Cuidar de nuestras plantas es un viaje maravilloso, lleno de aprendizajes y satisfacciones. Espero que estas técnicas te ayuden a mejorar la humedad ambiental para tus plantas. ¡Hasta la próxima!

Que les pasa a nuestras plantas con la humedad

Los niveles de humedad afectan cuándo las plantas abren los estomas en la parte inferior de las hojas. Las plantas usan estomas para transpirar o “respirar”. Cuando el clima es cálido, una planta puede cerrar sus estomas para reducir las pérdidas de agua. Los estomas también actúan como mecanismo de enfriamiento. Cuando las condiciones ambientales son demasiado cálidas para una planta y cierra sus estomas durante demasiado tiempo para conservar agua, no tiene forma de mover las moléculas de dióxido de carbono y oxígeno, lo que hace que la planta se asfixie lentamente con el vapor de agua y sus propios gases transpiramos.

A medida que las plantas transpiran, la humedad alrededor satura las hojas con vapor de agua. Cuando los niveles de humedad relativa son demasiado altos o hay falta de circulación de aire, una planta no puede hacer que el agua se evapore (parte del proceso de transpiración) ni extraer nutrientes del suelo. Cuando esto ocurre durante un período prolongado, la planta eventualmente se pudre. Cuando está rodeada de temperaturas cálidas con niveles bajos de humedad relativa, las tasas de transpiración de una planta aumentan, lo que aumenta la necesidad de recibir nutrientes.

La importancia del control climático para el crecimiento de las plantas
A medida que crecen nuestras plantas o cuando se propaga plantas a partir de esquejes de hojas o tallos, las plantas cierran automáticamente sus estomas como medida protectora para evitar pérdidas de agua. Para sostener los esquejes y las plantas es necesario utilizar terrarios o bolsas plásticas para aumentar los niveles de humedad relativa que rodean las hojas y garantizan una circulación de aire adecuada.

Además, utilizan tanto el agua y el aire para generar energía a través de la luz para el proceso de transpiración, ya que hace que el agua líquida se convierta en vapor (evaporación). Los terrarios suelen mantener niveles de humedad relativa por debajo de los valores umbral durante el día y la noche, controlando el contenido de agua en el aire para mantener una tasa mínima de transpiración en las plantas, esto es conveniente siempre y cuando abramos una vez al día los terrarios para que ingrese aire.

Que pasa si nos pasamos de humedad

Cuando las condiciones son demasiado húmedas, puede promover el crecimiento de moho y bacterias que causan la muerte de nuestras plantas, así como la pudrición de las raíces y de esquejes. Las condiciones húmedas también invitan a la presencia de plagas, como las moscas del sustrato, cuyas larvas se alimentan de las raíces de las plantas y prosperan en suelos húmedos.

Recuerda: Gestionar el crecimiento y desarrollo de las plantas implica manipular un entorno de crecimiento de modo que los niveles de luz, temperatura y humedad relativa promuevan la fotosíntesis, los altos rendimientos y el crecimiento generativo.

Qué papel tiene la humedad en el crecimiento de las plantas

Las plantas siempre están ajustando las aperturas de los estomas de sus hojas según la temperatura y la humedad del aire. Como te explicaba líneas más arriba, la alta humedad es un problema porque el uso del agua por parte de la planta es demasiado lento, aunque los estomas estén constantemente abiertos. Asimismo, si la humedad es muy baja y la transpiración posterior es demasiado alta, la planta cierra sus aberturas estomáticas para minimizar la pérdida de agua y el marchitamiento. Desafortunadamente, esto también significa que la fotosíntesis se ralentiza y, en consecuencia, también el crecimiento de las plantas.

Como te explicaba, las dos funciones principales de la planta, que están estrechamente relacionadas con la humedad del aire y afectan el desarrollo, son la transpiración y la fotosíntesis.

El proceso de transpiración de las plantas

Este es el proceso en el que las plantas absorben agua a través de las raíces y luego desprenden vapor de agua a través de los poros de las hojas. Cuanto más seca o más caliente sea la temperatura del aire, más rápida será la tasa de transpiración de la planta. Sin embargo, el déficit de humedad y la tasa de transpiración no están directamente relacionados. Esto significa que en aire muy seco, el aumento de la tasa de transpiración solo puede llegar hasta cierto punto en la planta y luego comienza a marchitarse. Por ejemplo, si el aire es extremadamente seco, pero tu planta tiene suficiente agua, la planta puede marchitarse y, a menos que aumente la humedad, la planta podría morir.

Por otro lado, si el aire es muy húmedo, la planta no absorbe mucha agua del medio de cultivo, lo que también significa que hay poca absorción de los nutrientes del sustrato. Esto supone un problema para algunos elementos, en particular el calcio, ya que una absorción inadecuada puede provocar deficiencias de nutrientes.

Además, el bajo uso de agua del sustrato a menudo se correlaciona con el pH del sustrato, lo que hace que los micronutrientes como el hierro no estén disponibles para la planta. Por lo general, estos problemas se observan en el invierno y principios de la primavera, cuando las temperaturas del aire en ambientes que no son controlados son bajas y la transpiración es inadecuada, o durante los meses calurosos y húmedos del verano.

El proceso de fotosíntesis

Este es el proceso de fijar dióxido de carbono y agua en las hojas de las plantas para producir azúcares que se utilizan para obtener energía y crecimiento. Cuando la temperatura es alta y la humedad es normal, se abrirán más estomas, dejando entrar dióxido de carbono para la fotosíntesis activa. Si el aire es excesivamente seco y la planta se marchita, las aberturas estomáticas se cierran, reduciendo así la actividad fotosintética y, en última instancia, el crecimiento de la planta. La calidad del cultivo depende de las condiciones que promuevan una fotosíntesis óptima y la humedad juega un papel en este proceso.

Control de humedad para plantas que crecen en interiores

Las plantas crecen bien solo si la humedad en el ambiente es adecuada porque la humedad afecta el rendimiento de las plantas de interior.
Los esquejes y propagaciones jovenes necesitan de mucha agua para evitar la deshidratación de los esquejes. Te recomiendo que ronde entre el 80 y un 85 %
La humedad que necesita un esqueje no es la misma que una planta establecida, donde deberíamos reducir la humedad, necesitando que tus plantas estén expuestas alrededor del 60 %.
Si tu planta está en proceso de floración, es importante mantener tus plantas en un porcentaje que no supere el 50 %. Considerando esto evitarás que las flores o frutos se pudran.
Existen muchas tablas que explican la humedad que necesita cada planta, puedes buscarlo como: tablas DPV (déficit de presión de vapor) que especifican la humedad ideal durante el ciclo de tu especie de planta específica.

Signos en falta de humedad en mis plantas

Si eres consciente de la humedad que transita tu hogar, cuentas con una carta a favor para entender si alguna de tus plantas está transitando algún problema como puntas secas, manchas marrones en las hojas u hojas crujientes.
Todo signo de la falta de humedad en el ambiente o un ambiente seco. Pero los problemas no terminan aquí, la realidad es que con un ambiente seco es muy probable que tus plantas transites plagas como cochinilla o la araña roja, e incluso hongos.

Pero tranquilo, no todo son malas noticias.
Que la humedad relativa, que las puntas marrones, que no sé qué le pasa a mi planta.
Respiremos, como siempre digo todo tiene su aprendizaje y si estás consultado este artículo es por qué has venido a aprender como hacer más felices a tus plantas.
Por eso aquí te dejo mis recomendaciones que me han funcionado a la perfección para ser un gran adaptador de plantas.

Que plantas sí que plantas no

¿Has entendido que la humedad depende de la planta es cuestión? Entonces consideraré que eres consciente de la humedad que necesitan tus plantas en casa, ahora veremos como hacer aportes de humedad para que muchas de tus plantas sean muy felices.

¿Cómo podemos aumentar la humedad alrededor de nuestras plantas, especialmente en ambientes secos o durante los meses de invierno? Aquí les comparto varias técnicas caseras para sumar humedad ambiental y mantener a nuestras plantas felices y saludables.

Pulverizar:

Bueno, es algo que siempre sugieren y yo no lo veo. La realidad es que pulverizar implica, si no eres cuidados@, dejar gotas alojadas sobre las hojas de tus plantas, y esto realmente no lo veo.
Si te aseguras de pulverizar con atomizadores que cuenten con la gota muy, entonces considéralo como opción, si no sigue a la próxima alternativa que seguro es más efectiva.
Es ideal para plantas que aman la humedad como las orquídeas y los helechos.

Humidificador:

Un producto que todo cuidador de planta debería considerar tener en casa, si tienes dudas, si puedes comprar uno o si es mejor esperar, siempre te recomendaré que sea uno de buena calidad, que tenga un buen tanque de agua y que lo mantengas de manera constate.
Si tu pregunta es si lo utilizo todos los días o cuantas horas, la realidad es que depende de la humedad que tengas dentro de casa. Si es verano, estas con el AA a full, tu ambiente se secará al igual que el invierno.
Es conveniente que tengas un medidor de humedad y que hagas lo mejor posible sin estresarte.
Colocar un humidificador cerca de tus plantas es una de las formas más efectivas de aumentar la humedad, especialmente en habitaciones grandes o en climas muy secos.

Platito con piedras

Uno de los sistemas más útiles que aplico en casi todas mis plantas, cumplen con la doble función, por un lado, recolectan el exceso de riego que realices en tus plantas asignando el agua que le sobro al sustrato como aporte de humedad. Evitando que la base de tus macetas este más tiempo de lo que debería en contacto con la humedad y por el otro haciendo aportes de humedad a las hojas de tus plantas.
Es económico, seguro, simple de usar y aplicable a todas las plantas. Mi única consideración es que si lo usas en plantas que no requieran aportes de humedad constante como cactus y suculentas, el exceso de riego lo elimines de la base, ya que tu planta no necesita esa humedad alta. Pero para el resto dale con confianza.
Recuerda, no olvides de agregarle agua cuando se seque para que el sistema funcione de manera constate. Intenta reponer el agua solo cuando se seque para evitar la proliferación de mosquitas

Crea un microclima apto para tus plantas

Algo que suelo recomendar es agrupar plantas para que compartan la humedad ambiental, colocando recipientes con agua como vasos y cuencos, utilizo platos de mayor tamaño al rededor de 50 cm de dial. Apoyo varias plantas en el mismo plato y se acompañan entre sí. Al agrupar tus plantas, creas un microclima que aumenta la humedad del aire alrededor de ellas, ya que liberan vapor de agua a través de la transpiración.
Asegúrate de que las macetas no estén en contacto directo con el agua para evitar el exceso de humedad en las raíces.

Invernaderos y terrarios
Para plantas pequeñas y esquejes en proceso de prosaicos son ideales, puesto que estas plantas necesitan mayor humedad, solo asegúrate de ventilar una vez al día abriendo tus invernaderos para evitar que se pudran las hojas de tus plantas.

Recipientes con agua

Coloca cubetas o recipientes con agua cerca de tus plantas o fuentes de calor para evaporar el agua gradualmente, aumentando la humedad del aire.

Baños de Vapor
Después de ducharte, deja que tus plantas disfruten del baño de vapor en el baño, siempre y cuando haya luz natural suficiente para ellas.

Recipientes de Agua en Radiadores
Si usas radiadores en invierno, colocar recipientes de agua sobre ellos puede ayudar a evaporar el agua y aumentar la humedad.

Respondiendo sus preguntas

La humedad juega un papel crucial en la salud y el bienestar de nuestras plantas. A menudo, recibo preguntas sobre cómo la humedad ambiental afecta a las plantas y cómo podemos gestionarla adecuadamente. Aquí, responderé las preguntas que más recibo por redes sociales para ayudarte a entender mejor este tema vital.

¿Por qué es importante la humedad para las plantas?

La humedad es fundamental porque afecta la tasa de transpiración de las plantas y su capacidad para absorber agua y nutrientes del suelo. Una humedad adecuada es esencial para el proceso de fotosíntesis y para mantener las células de las plantas hidratadas.

¿Cómo puedo saber si la humedad es demasiado baja para mis plantas?

Las señales de baja humedad incluyen puntas de hojas marrones o secas, hojas caídas o marchitas, y un crecimiento lento. Las plantas también pueden parecer opacas y menos vibrantes.

¿Qué efectos tiene la alta humedad en las plantas?

Mientras que muchas plantas prosperan en alta humedad, demasiado puede promover el crecimiento de hongos y moho, y puede hacer que las plantas sean más susceptibles a enfermedades. Las hojas pueden mostrar manchas amarillas o caer prematuramente.

¿Cómo puedo medir la humedad ambiental en mi casa?

Puedes usar un higrómetro, un dispositivo económico que mide la humedad del aire. Esto te permitirá ajustar las condiciones ambientales según sea necesario para tus plantas.

¿Cuál es el nivel de humedad ideal para la mayoría de las plantas de interior?

La mayoría de las plantas de interior prefieren niveles de humedad del 40 % al 60 %. Sin embargo, algunas plantas tropicales pueden requerir niveles de humedad más altos.

¿Pueden todas las plantas tolerar la misma cantidad de humedad?

No, diferentes plantas requieren diferentes niveles de humedad. Las plantas tropicales, por ejemplo, suelen requerir una humedad más alta, mientras que las suculentas y cactus prefieren ambientes más secos.

¿Cómo puedo aumentar la humedad para mis plantas de interior?

Puedes aumentar la humedad con bandejas de guijarros y agua, humidificadores, agrupando plantas, rociándolas regularmente, o colocando recipientes de agua cerca de fuentes de calor para que el agua se evapore.

¿Es bueno rociar todas las plantas?

Rociar es beneficioso para muchas plantas, especialmente aquellas que prefieren un ambiente húmedo. Sin embargo, algunas plantas, como las suculentas, pueden sufrir daños por el exceso de agua en sus hojas.

¿Cómo afecta la humedad a las plantas durante el invierno?

Durante el invierno, la humedad interior tiende a disminuir debido a la calefacción. Esto puede hacer que las plantas sufran de sequedad, lo que requiere un aumento de la humedad a través de humidificadores o bandejas de agua.

¿La humedad afecta la absorción de nutrientes en las plantas?

Sí, la humedad afecta la transpiración y, por lo tanto, la capacidad de las plantas para absorber agua y nutrientes del suelo. Una humedad inadecuada puede alterar este equilibrio y afectar la salud general de la planta.

¿Qué pasa si coloco una planta de alta humedad en un ambiente seco?

La planta puede experimentar estrés, lo que se manifiesta en puntas de hojas marrones, caída de hojas, y un crecimiento lento. Es importante ajustar la humedad del ambiente o elegir plantas adecuadas para las condiciones existentes.

¿Puede la humedad prevenir plagas en las plantas?

La humedad por sí misma no previene las plagas, pero un nivel adecuado puede promover un ambiente más saludable para las plantas, haciéndolas menos susceptibles a infestaciones.

. ¿Cómo afecta la humedad a las semillas y plántulas?

Las semillas y plántulas generalmente requieren una alta humedad para germinar y crecer saludablemente. Una cubierta de plástico o un mini invernadero puede ayudar a mantener la humedad necesaria.

¿La humedad afecta el color y la textura de las hojas?

Sí, una humedad adecuada puede hacer que las hojas sean más vibrantes y mejorar su textura. La baja humedad puede hacer que las hojas se vuelvan opacas, secas y con bordes marrones.

¿Cómo puedo reducir la humedad si es demasiado alta para mis plantas?

Puedes reducir la humedad asegurándote de que tu espacio esté bien ventilado, usando un deshumidificador, o colocando las plantas en áreas de tu casa con menor humedad.

Mis recomendaciones

Implementar estas técnicas puede marcar una gran diferencia en la salud de tus plantas. Recuerda, cada planta es única, así que observa cómo responden a los cambios en la humedad y ajusta tus métodos según sea necesario.

Entender que es la humedad y como afecta en el desarrollo de nuestras plantas es importante, pero también es aprender poco a poco como se desarrollan nuestras plantas, según las condiciones ambientales que nosotros como cuidadores de plantas podemos brindarles.
Entonces, no te quedes con un solo metido, prueba opciones, aprende de sistemas y no te quedes con una sola opción, ya que cada planta será uno como más feliz solo si aprendes a entender que es lo que necesita. Y eso se aprende probando y probando.

Recuerda, cuidar de tus plantas es aprender a escucharlas y entender lo que necesitan. Y si estás leyendo esto, ya estás en el camino para convertirte en un experto en hacer felices a tus plantas. ¡Ánimo, que tú puedes!

Y si te apasiona el mundo de las plantas tanto como a mí, te invito a suscribirte a mi Newsletter Diario de Plantas. Cada edición está llena de consejos, trucos y todo lo que necesitas saber para convertirte en un experto en el cuidado de plantas. ¡No te lo pierdas!

Suscribete, es completamente GRATIS!

Cuidar de nuestras plantas es un viaje maravilloso, lleno de aprendizajes y satisfacciones. Espero que estas técnicas te ayuden a mejorar la humedad ambiental para tus plantas. ¡Hasta la próxima!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios