Germina y Cosecha Lechuga en Casa – Guía Práctica y Fácil

Por Gise •  Actualizado: 07/13/23 •  lectura: 14 min

Germinar lechuga es una de las verduras más sencillas que existe, ya sea por el espacio que necesita, las condiciones climáticas y el tiempo de cosecha. Lee el post completo para aprender como cultivarla.

Vamos primero a despejar algunas dudas comunes:

Cuanto tarda en Germinar la Lechuga

Las semillas de lechuga demoran entre 1 y 5 días en germinar. Verás primero salir 2 pequeñas hojas llamadas cotiledones, y luego comenzarán a crecer las hojas propias de la lechuga. Para beneficiar la germinación coloca el germinador en un lugar cálido que reciba luz solar indirecta.

Como Germinar Semillas de Lechuga

A la hora de sembrar podes optar por dos opciones: usar un germinador y luego trasplantar los plantines (siembra indirecta) o sembrar directamente en el lugar dónde queres que se desarrolle tu planta (siembra directa).

Esta elección va a depender directamente de las condiciones climáticas que tengas en el momento de cultivar. Si hace mucho frío aun podes comenzar con tus cultivos en germinadores hasta que estén lo suficientemente fuerte para trasplantarlo.

Cuanto tarda en Crecer la Lechuga

Una lechuga suele estar lista para consumir de 3 a 4 meses desde que se inició su germinación. El tiempo exacto va a depender del tipo de cultivo, las condiciones de luz y nutrientes y el cuidado que le des a tus lechugas.

Cosecha de lechuga
Cultivar lechuga

Tipo de Cultivo

La lechuga es un cultivo anual, es decir que se puede cultivar todo el año. En verano que conviene cultivarlas en media sombra porque si recibe mucho calor puede florecer.

En función de la estación del año que quieras cultivar, el clima de tu zona y el espacio que tengas disponible para su cultivo, hay que elegir su variedad, es decir, a que condiciones climáticas está adaptada la especie de lechuga que elegís.

Te sugiero que prestes suma atención a que plantas se adaptan mejor al clima de tu zona o puede que tu planta no tenga éxito.

Sustrato para Germinar Lechuga

La lechuga se adapta a casi cualquier suelo, lo ideal es que la cultives en un sustrato suelto, con aporte de abono y si lo vas a cultivar en maceta contempla que debe tener muy buena perforaciones de drenaje o puede no sobrevivir. Si vas a cultivar en maceta, asegurate que tenga un mínimo 30cm de diámetro por planta.

Debemos contar con un sustrato con buena retención de humedad, ya que las hojas de lechuga evaporan mucha agua. Además, al tener hojas tan cortas su capacidad de retención de agua es limitado por lo que el sustrato debe ayudar a su hidratación.

Si utilizas germinadores, puedes utilizar una mezcla de fibra de coco (o turba) y perlita para retener la humedad, y compost para hacer el suelo rico en nutrientes (una parte de cada uno).

Los suelos predilectos por la lechuga son aquéllos más fértiles y ricos en nitrógeno, ligeros, con buen drenaje y sin encharcamientos.

Mejor Maceta para Germinar Lechuga

El tamaño de maceta ideal para la lechuga es una maceta que tenga al menos 30cm de diámetro y una capacidad de 3lts.

Maceta de lechuga
Tamaño de maceta para cultivar Lechuga

Mejor Clima para Germinar Lechuga

Como regla general, podemos considerar que la lechuga se puede cultivar durante todo el año, salvo en climas extremos, que es mejor proteger tus cultivos con media sombra si es verano o manta anti helada si es invierno.

En climas suaves, en zonas costeras y subtropicales, no hay tanta variación de temperatura por lo que podes hacerlo durante todo el año.

En los climas muy cálidos debes elegir semillas de variedades de verano, ya que si es otra especie puede que florezca antes de tiempo y no podríamos consumir el cultivo debido a que cambia su sabor.

Siembra de Lechuga

Se puede sembrar en casi cualquier época del año, si no hace mucho frío o mucho calor, y no requiere demasiados cuidados. No presenta grandes problemas y se adapta bien a cualquier suelo.

Haciendo siembras escalonadas, se puede disponer de lechugas listas para consumir en cualquier momento del año.

Al comenzar a cultivar lechugas en tu huerta, debemos tener presente la temperatura, cuando se superan los 25º C la planta tiende a espigar y si bien puede soportar temperaturas de hasta -6º C, el frío puede generar daños, que varían según la variedad.

Es mejor esperar a la primavera o verano para sembrar lechugas o resguardarla de los cambios bruscos de temperatura si queres hacerlo fuera de temporada .

Siembra indirecta
Lechuga en almácigo

Otra opción es esperar hasta que haya finalizado las heladas para comenzar con tus semillas. La temperatura optima para su germinación es de 18 a 21 ºC. Si es menor el tiempo de temperatura la germinación puede retrasarse, si la temperatura es demasiado alta puede inhibir la germinación.

Para usar un germinador te recomendamos que leas nuestra guía de como cultivar en semillero (clikea aqui para ir a la info).

Germinación de lechuga
Brotes de lechuga – Siembra directa

Germinar Lechuga en Germinador

¿En qué casos utilizarlo?

El uso del germinador va a depender directamente de la confianza y experiencia que te tengas para realizar el trasplante. He oído casos que me dicen: Gise, hasta la germinación llego pero el trasplante me va fatal. Bueno quizá sea conveniente que dejes tu planta quietecita en el lugar definitivo.

Aunque no puedo dejar de decirte algunos beneficios que se me vienen a la mente a la hora de usar germinador:

Si optaste por cultivar en germinador coloca tres o cuatros semillas por espacio, a una profundidad de una vez y media su tamaño (osea, cerca de la superficie -esto es fundamental para que la semilla tenga fuerza para salir a la superficie en cuanto germine), o si es una bandeja sin divisiones podes esparcirlas por la superficie, intenta que no se encimen o tendrás que separarlas a futuro.

Recuerda que para que una semilla germine es fundamental que se den dos condiciones, humedad y temperatura. Mantén tus plantas lejos del frío y revisa que no se seque el sustrato por ningún motivo o puede que demore más de lo esperado en germinar.

Tips para la Germinar Lechuga

Si tus brotes se hilaron es preferible que vuelvas a cultivar ya que esas plantas van a desarrollarse débiles y son propensas a recibir enfermedades y plagas.

Trasplante de Lechuga

Si cultivaste en un germinador, una vez que tu plantines tengan entre 5 a 6 hojas o midan al rededor de 8 cm es momento de llevarlo al lugar definitivo. El trasplante es conveniente que lo hagas por la tarde cuando ya no reciba sol para que la planta no se deshidrate.

Lleva tus brotes a un lugar que tenga un espacio generoso de tu jardín. Cultiva con el método del triángulo (ver imagen) con una separación de 30cm entre planta y planta, esto te permite que tu brotes tengan el espacio necesario para desarrollar sus hojas, puedas hacer un mejor aprovechamiento del espacio y de ser necesario, puedas cultivar de manera escalonada, gracias a esto, podes consumir lechuga durante todo el año.

El cultivo escalonado esta diseñado para que no tengas que cosechar tus lechugas todas juntas. Cultivando semillas de lechuga cada 15 días te aseguras que tu huerta pueda proveerte de lechuga durante todo el año.

Cultivo escalonado
Lechuga por etapas

No cultives más de lo que tenés estimado consumir, si te pasas del tiempo de cosecha tus plantas se pueden ir a flor y ya no conviene consumirlas.

Un cálculo rápido que podemos hacer para el consumo de nuestra cosecha sería: Si necesitamos 3 plantas de lechuga por semana, cultivamos 1 planta lechuga cada 15 días, de ésta manera a medida que vaya avanzando el consumo de lechugas podremos cosechar la planta es su mejor estado.
Siempre es bueno sumar una o dos plantas para poder resguardarnos en el caso de que alguna semilla no germine.

La importancia de Respetar el Espacio entre Plantas

El espacio entre planta y planta es fundamental para que su desarrollo sea sano.
Dos plantas amontonadas solo competirán por el espacio, la ventilación entre sus hojas y serán mucho más propensas a recibir plagas o desarrollar hongos por la falta de ventilación en todo su desarrollo.

Te dejo algunos ejemplos:

Problema lechuga
Cultivo de lechuga
Lechuga en maceta
Lechuga en maceta, balcon

Germinar Lechuga fuera de Temporada

Cuando comienzan el otoño, las temperaturas suelen ser más bajas y los días más cortos, puedes cultivar lechuga, pero considera que las lechugas se desarrollaran más despacio. Es por eso que te recomiendo sumar una mayor cantidad de plantines, el cultivo será más dificil y puede que no todos sobrevivan.

Otro de los grande beneficios es que como la planta no va a estar expuesta a temperaturas tan altas, no vamos a correr el riesgo que nuestra planta se vaya en flor. Es decir, sera una planta que va a tener un tiempo más extenso de consumo.

Lechuga floreciendo
Lechuga flor

Cosecha de Lechuga

Aunque es algo realmente sencillo, la cosecha de las lechugas puede presentar dudas razonables a aquellas personas que se enfrentan por primera vez a este cultivo. ¿Hay que cortarla entera o por partes? ¿Por dónde se corta? ¿Cuándo está lista para cosechar? ¿Si se corta rebrota?

Poda de lechuga para cosecha
Cosecha de lechuga

Cuando cosechar Lechuga

El momento ideal para cosechar y obtener más cantidad de lechuga por planta es a partir de los 50 a los 70 días de la siembra. Dependerá de la cantidad de luz del sol que reciba, el abono del sustrato y sus cuidados en general.

Es conveniente recolectar la lechuga justo antes de que vayamos a consumirla, así casi no perderá propiedades y estará muy fresca, con un sabor inmejorable, y además no estará ocupando espacio en el frigorífico.
Dicho esto, siempre es mejor cosecharla a primera hora de la mañana o última hora de la tarde, cuando la planta está fresca. No es bueno hacerlo a pleno sol a menos que no quede más remedio.
En días lluviosos o nublados se puede cosechar en cualquier momento ya que seguramente las hojas se mantengan frescas.

Recolectar Lechuga

La cosecha se puede hacer al gusto de cada uno. Se puede cortar entera ―por debajo de las primeras hojas― o, si queremos que siga creciendo, podemos ir recolectando hojas individuales sin cortar toda la planta. Eso sí, debemos comenzar por las hojas exteriores, dejando la primera fila en la planta si vemos que están viejas, y cosechando unas cuantas hojas de la segunda fila.
La lechuga se puede consumir en cualquier momento antes de que florezca.

Administración de semillero y cosecha

Si se siembra un semillero denso de lechuga (plantas muy próximas entre ellas) tenemos dos opciones:
Extraer algunas para trasplantar escalonadamente a otro lugar más espacioso. Esto puedes hacerlo una vez que pasan de 5 cm de alto, por ejemplo 5 cada semana. En unos 45 días tendremos plantas de lechuga grandes que podremos cosechar enteras, y cada semana tendrás plantas nuevas.

Si tienes muchas plantas, también puedes cosechar hoja a hoja o lechugas enteras mientras son de pequeño tamaño ―entre 5 y 10 cm de alto, de forma que se vaya dejando espacio entre ellas. Si se cosechan hojas sueltas, las plantas harán crecer otras, mientras que si se saca toda la lechuga, quedará un espacio vacío que será aprovechado por otras plantas.

En la primera opción hay que esperar más tiempo, pero si se planifica bien y se hacen trasplantes escalonados, tendremos lechugas casi todo el año. Además siempre se pueden cosechar las lechugas sobrantes del semillero, las que no trasplantamos.

Si se elige la segunda opción, en menos de 1 mes desde la siembra estaremos consumiendo hojas de lechuga, y si el semillero es abundante y se cosechan hojas sueltas, esto se pueden mantener durante algún tiempo sin necesidad de realizar otra siembra. Además siempre se puede extraer alguna lechuga para trasplantar aparte y dejar que se desarrolle completamente.

En resumen, la combinación de ambas alternativas es quizá lo mejor, ya que permite cosechar hojas de lechuga o lechugas enteras durante un amplio periodo de tiempo.

Qué es una Lechuga Cerrada?

Las lechugas maduras alcanzan un gran tamaño, muchas veces unos 30 cm de diámetro, por lo que son ideales en los casos en los que se hace un gran consumo, o para regalar.
Desde que se trasplantan suelen necesitar entre 40 y 60 ó más días para completar su desarrollo, en función de las condiciones ambientales. En verano crecen muy rápido, mientras que en invierno necesitarán varios meses.

Cosecha de Lechuga Entera

Lo normal es cosechar la lechuga cerrada o madura cortando el cogollo por la base de este, justo debajo de las primeras hojas, donde el tallo se introduce en la tierra. Para ello es tan fácil como meter una mano debajo de la lechuga y levantar hacia arriba y hacia un lado, de forma que las hojas dejen ver el tallo. Este tallo puede tener fácilmente 2 ó 3 cm de diámetro, por lo que hay que ayudarse de un cuchillo bien afilado.

Una vez cosechada la lechuga, se puede consumir toda o parte de ella o guardarla dentro de una bolsa en el cajón de las verduras del frigorífico, dónde permanecerá en buen estado algunos días.

Cosechar lechuga por hojas

Las lechugas maduras también se pueden cosechar hoja a hoja, cortando solo las que sean necesarias para ese momento. Esto evita tener que conservar la lechuga en la heladera y además permite que emita nuevas hojas, aunque si nos demoramos mucho en cortarla no tardará en florecer y puede echarse a perder.
En este caso lo ideal es comenzar a cosechar hojas antes de que la lechuga alcance su tamaño máximo, así ganaremos tiempo y quizás la consumamos toda antes de que emita el tallo floral.

Es importante no cortar ni las hojas externas (que no servirán para el consumo puesto que suelen ser duras y estar deterioradas), ni las de la parte central, ya que es la esa zona dónde la lechuga está produciendo nuevas hojas que debemos esperar a que se desarrollen. 

Las hojas de buen aspecto que están justo después de las externas son las que se deben cosechar.

No conviene extraer más de 2 hojas a cada lechuga si está creciendo lentamente (invierno), ó 4 cuando el clima es favorable (primavera-verano), y siempre teniendo el cuenta el tamaño de la lechuga.

Cuanto más grande más hojas podremos retirar de una vez. Si esta cosecha por hojas se realiza en invierno ―o fuera de la época en la que las lechugas tienden a florecer―, no será necesario plantar nuevas lechugas, ya que que solo habrá que tener algunas plantas para recolectar hojas a un tiempo menor de las que hay que reponerlas.

2 Respuestas a “Germina y Cosecha Lechuga en Casa – Guía Práctica y Fácil”

  1. Jorg3 Washington Trejo dice:

    Hola,Soy de La Paz Canelones Uruguay. Los consultó porque tenga plantadas lechugas por semillas, en bidón de plástico de 7 lts y hace un mes dan dado 5 a 7 hojas pero desordenadas no como la lechuga que vemos como producto final. Agradezco alguna sugerencia al respecto para que crescan bien.Buen año con salud, trabajo y la flia
    Saludos de Jorge

    1. Gise dice:

      Hola Jorge, por lo general cuando están desordenadas es porque se estiran buscando el la luz, ideal el sol de la mañana en verano. Búscales un nuevo lugar, ojo que los cultivos de hoja no toleran el sol ni el calor extremo.
      Cambiala de lugar y van a mejorar. No te digo que se van a desarrollar bien como esperarías en una foto de redes sociales, te sugiero que hagas una siembra escalonada y que tomes esta tanda de cultivo en experimentar cual es el mejor lugar para que se desarrollen para no cometer el mismo error con las otras. Gise

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gise

Arquitecta y amante de la botánica. Siempre es mejor con #MásPlantas!