Como llevar tu Esqueje de Agua a Sustrato

Por Gise •  Actualizado: 11/30/23 •  lectura: 13 min

Decidir propagar una nueva planta es embarcarse en un desafío fascinante: el de mantenerla viva y observar su crecimiento. Es una historia mágica que todos los amantes de las plantas anhelan vivir.

Primera Etapa Superada: Corte, Propagación y Éxito
¡Felicidades! Has superado la primera etapa crucial: el corte y la propagación de tu planta. Pero,
¿y ahora qué sigue?

Siguiente Paso: Esqueje de agua a sustrato
Para ayudarte en este emocionante viaje, te compartiré mis recomendaciones sobre cómo trasladar tu planta del agua al sustrato, asegurando así que tu esqueje sobreviva y prospere en esta nueva fase.

Entendiendo a Tu Esqueje en Profundidad
Es esencial comprender el proceso completo que atraviesa tu esqueje. Desde su nacimiento hasta convertirse en una planta independiente en su propia maceta y sustrato, hay mucho que considerar. Este conocimiento es clave para cuidar de tu planta de la mejor manera posible.

Técnicamente, puedes transferir tus esquejes al suelo en cualquier momento. De hecho, puedes propagar directamente en el suelo; sin embargo, es mucho más difícil hacerlo dentro de tu casa. Cuando se propaga en el suelo, debe mantener un buen equilibrio entre la humedad del suelo, el flujo de aire y la humedad. Esto puede ser muy difícil de hacer por dentro. Realmente creo que la propagación por agua tendrá la mayor tasa de éxito, especialmente para los principiantes.

¿Qué le pasa a tu esqueje cuando se traslada de agua a sustrato?

Es crucial comprender todo el proceso que atraviesa tu esqueje. Inicialmente, es tomado de la planta madre, y sus hojas se cortan para exponer los nudos. Con el tiempo, estos nudos generarán raíces. Cuando estas raíces alcanzan un tamaño considerable, llega el momento de trasladar el esqueje a un nuevo medio de crecimiento: el sustrato. Este paso es fundamental para que la planta se establezca y adapte al nuevo entorno, viviendo su ciclo con plenitud, en un proceso similar al de la vida misma.

Dentro del Agua

En el agua, el desarrollo de las raíces de la planta es un proceso fascinante. La planta dispone de toda la humedad necesaria, consumiendo el agua directamente del medio en que se desarrolla. Sus raíces crecerán finas y largas, ya que no enfrentan restricciones o impedimentos en el agua.

No necesitan engrosarse para:

Esqueje Trasplantado a Sustrato

Cuando tu esqueje pasa de un medio de crecimiento tan libre y estable como el agua a un nuevo medio como el sustrato, experimenta lo que se conoce como shock de trasplante. Este cambio implica una adaptación significativa: las raíces deben ajustarse para extraer nutrientes y oxígeno del sustrato, en lugar de hacerlo directamente del agua.

¿Que pasa dentro del sustrato para las raíces de tus esquejes?

El sustrato representa un mundo completamente nuevo y desafiante para tu esqueje, especialmente para sus raíces. Al adentrarse en este entorno, la planta debe fortalecer sus raíces para sobrevivir.

En comparación con el crecimiento en agua, el sustrato ofrece una humedad menor y presenta mayores desafíos en el desarrollo de la planta.
Aquí, las raíces deben tener la fuerza necesaria para crecer en un medio que posee peso y volumen. Además, la planta debe aprender a absorber la humedad del sustrato y dirigirse hacia áreas con mayor contenido de agua, como la base de la maceta.
Este cambio en las condiciones de crecimiento puede provocar un shock en la planta debido a las variaciones en la disponibilidad de agua y nutrientes, así como en las condiciones físicas del entorno.

Adaptación a Nuevas Condiciones Ambientales – Esqueje de agua a sustrato

Los desafíos para tu esqueje no se limitan al cambio de medio de crecimiento. Por ejemplo, si trasladas un esqueje del interior de la casa al exterior, se enfrentará a un conjunto completamente nuevo de condiciones ambientales.

Cambios en la humedad, la temperatura y la exposición a la luz, entre otros, conforman un entorno totalmente distinto al que estaba acostumbrado. Esta adaptación a un nuevo contexto es fundamental para el crecimiento saludable de tu planta.

Al implementar estos cambios, tu planta tendrá que adaptarse a una transformación abrupta, lo cual puede ser un desafío. En muchos casos, la planta no logra soportar este cambio repentino, resultando en una planta debilitada o estresada. Lamentablemente, en la mayoría de los casos, la planta no sobrevive a este proceso.

¿Cuál son los síntomas de que está transitando el shock del trasplante en tu esqueje?

Brindar asistencia cuidadosa a tu planta durante su transición del agua al sustrato es clave para prevenir una serie de problemas que podrían afectar su desarrollo. Es vital revisar tu planta atentamente durante las primeras 48 horas después del trasplante, para detectar cualquier signo de shock. Los síntomas más comunes a los que debes estar atento incluyen:

Estos síntomas indican que la planta está luchando para adaptarse a su nuevo entorno y requiere atención inmediata. Asegúrate de proporcionarle las condiciones óptimas y el cuidado necesario para superar este desafío.

¿Qué podemos hacer durante el proceso de trasplante de un esqueje de agua a sustrato para tener éxito?

Comenzando desde lo mas general a lo mas importante este es el listado que deberías hacer para llevar adelante el proceso e trasplante de un esqueje para aumentar la tasa de trasplante exitoso.

Elige la Época Adecuada

Siempre recalco a mis lectores la importancia de la temperatura en el desarrollo de las plantas, ya sea en la propagación, el esquejado, el trasplante o su crecimiento general. La temperatura juega un papel crucial en todas las etapas de la vida de una planta. Te recomiendo aprovechar las temporadas más cálidas, como la primavera y el verano, para realizar los trasplantes. Según el país donde residas, esta elección puede marcar una diferencia significativa en el desarrollo de tus esquejes.

Busca el Entorno Ideal – Esqueje de agua a sustrato

Aunque las temporadas cálidas son ideales para el desarrollo de esquejes, esto no significa que deban estar expuestos directamente al sol o al calor extremo. La deshidratación es un enemigo formidable en este proceso. El traslado de agua a sustrato expone al esqueje a una humedad relativamente baja, especialmente en los de tallo blando, por lo que es crucial mantener una humedad adecuada en su entorno.

No los dejes al aire libre sin cuidado; el cambio a un nuevo medio de crecimiento es un proceso complejo que tu planta debe afrontar con éxito. Mantén condiciones ambientales similares a las que tenían en agua para facilitar la adaptación al nuevo medio.

Utiliza el Mejor Medio de Crecimiento

Durante el trasplante, es crucial la supervivencia del esqueje, presta especial atención al medio donde ocurrirá la adaptación. Busca un sustrato suelto y esponjoso que retenga humedad pero también permite drenar el exceso de agua. Evita usar sustratos viejos o desgastados que no cumplan con estas características. Al final, queremos hacer todo lo posible para asegurar el éxito de la propagación.

Humedad para Facilitar la Adaptación – Esqueje de agua a sustrato

Recuerda que tu planta estará en un nuevo medio y necesitamos ayudarla en este proceso. Un sustrato húmedo con buena retención de agua hará que la adaptación sea más sencilla para tu esqueje. Piensa en ello como un mensaje de bienvenida a un nuevo entorno, pero con la garantía de que el cambio no será traumático. La maceta para el trasplante debe tener buenas perforaciones de drenaje para permitir el oxígeno en el sustrato y drenar el exceso de agua. Comienza con una humedad alta, es decir, riegos abundantes, y luego disminuye gradualmente a medida que la planta se adapta al nuevo medio.

¿Son las raíces lo suficientemente largas?

He hecho mucha propagación a lo largo de los años. Probé diferentes longitudes de raíces para transferirlas al suelo y como regla general intento que las raíces no tengan menos de 7cm de largo. De esta manera mantendrás tu esqueje durante mucho más tiempo en agua pero el proceso de trasplante puede ser menos difícil para tu esqueje.

¿Cómo trasplantar un esqueje de agua a sustrato?

Preparación del Esqueje: Antes de realizar el trasplante, asegúrate de que el esqueje tenga un sistema de raíces saludable y bien desarrollado. Esto suele tomar varias semanas después de haber iniciado el enraizamiento en agua.

Selección del Sustrato: El sustrato ideal para plantas tropicales es uno que retenga humedad sin llegar a ser encharcado, que permita una buena aireación y drene bien. Una mezcla de turba, perlita, y corteza de pino funciona bien para la mayoría de las plantas tropicales, ya que proporciona un buen equilibrio entre retención de humedad y drenaje.

Transición Gradual: Para minimizar el shock, comienza a acostumbrar al esqueje al sustrato gradualmente. Puedes comenzar rociando el sustrato con agua para aumentar la humedad alrededor de las raíces antes del trasplante.

Trasplante del esqueje de agua a sustrato: Haz un hueco en el sustrato y coloca el esqueje cuidadosamente, asegurándote de que las raíces estén bien extendidas, no generes el hueco con el esqueje o podrías romper las raíces con facilidad. Rellena el hueco con más sustrato y presiónalo suavemente para eliminar espacios de aire.
No te recomiendo que trasplantes tus esquejes de agua al suelo, no tienes un buen control de la humedad y de las condiciones ambientales, es preferible llevar tus esquejes a maceta para poder monitoriar su evolución y luego, al tiempo trasplantar a su lugar definitivo.
Luego de que tu planta esté establecida podrás hacer los aportes de nutrientes que tanto necesita.

¿Por qué este Sustrato?
El sustrato recomendado proporciona un equilibrio entre retención de humedad y drenaje, crucial para las plantas tropicales. La turba ayuda a retener la humedad, la perlita asegura un buen drenaje y la corteza de pino aporta estructura y aireación. Este entorno imita más de cerca las condiciones naturales de las plantas tropicales.

Cuidados Post-Trasplante: Mantén el sustrato húmedo (pero no encharcado) y coloca la planta en un lugar con luz indirecta. Evita exponer la planta a condiciones extremas inmediatamente después del trasplante.
Si tu planta debe ir al exterior asegúrate que cuente con al menos 4 pares de hojas nuevas para asegurarte que no sean falsos crecimiento y que tu planta este establecida.
El éxito de este proceso depende en gran medida de la gradualidad de la transición y el mantenimiento de condiciones estables durante las primeras semanas después del trasplante.

Como cierre de este extenso artículo me gustaría dejarte un método de adaptación para tu planta que a mi entender resume todo lo que te eh explicado.

¿Cómo trasplantar tu esqueje de agua a sustrato reduciendo el shock de trasplante?

¿Estás listo para llevar tus habilidades de jardinería al siguiente nivel?

¡Pues tengo una sorpresa para ti en mi newsletter! Pero primero, déjame contarte sobre un método revolucionario para adaptar tus esquejes que cambiará tu forma de ver la botánica.

El Gran Salto del Esqueje: Haremos una transición mucho mas lenta pero efectiva para que las raíces de tus esquejes se adapten nuevo medio de crecimiento, pero con una humedad contante y estable. De esta manera diminuiremos la posibilidad del shock de trasplante, le daremos el tiempo necesario para que las raíces se adapten sin la necesidad someter a tu esqueje a un proceso tan complejo.

El Método Mágico: ¿Qué tal si te digo que hay una forma de hacer esta transición más suave y exitosa? En lugar de un trasplante abrupto, vamos a guiar a tus esquejes por un camino lleno de cuidados y mimos. Vamos a sumergirlos gradualmente en un nuevo entorno, manteniendo una humedad perfecta y constante. ¡Adiós al shock del trasplante!

Paso a Paso hacia el Éxito: Simplemente, retira tu esqueje de su acogedora cuna acuática, añade una cucharada de sustrato nutritivo al agua y vuelve a colocar tu esqueje. Imagínalo como un spa relajante para tus plantas. Cada dos semanas, repite este proceso hasta que el sustrato reemplace completamente al agua.

El Truco Está en los Detalles: A medida que realices este proceso tu esqueje tendrá una mayor restricción para poder posicionarse dentro del agua con sustrato adaptándose al nuevo medio. Asegúrate de ser delicado. Usa un palito para crear un espacio para las raíces antes de introducirlas al sustrato con agua, evitando cualquier presión. Recuerda, las raíces de tus esquejes son como delicadas obras de arte que necesitan un trato especial.

Adaptación Gradual: Este método, probado y verdadero, no solo es sorprendentemente simple, sino que también asegura una transición suave hacia un ambiente con menos humedad, fortaleciendo las raíces semana a semana.

¡Suscríbete y Crece con Nosotros! 💌

¿Quieres saber más trucos como este? ¿Estás listo para convertirte en un maestro de la botánica? ¡Suscríbete a mi newsletter! Allí compartiré más secretos, consejos y experiencias que te ayudarán a crear tu propio paraíso verde. ¡Acompáñame en esta aventura botánica y veamos juntos cómo tus esquejes florecen y prosperan!

Puedes ingresar a este link -> https://quieromasplantas.com/diario-de-plantas/

2 Respuestas a “Como llevar tu Esqueje de Agua a Sustrato”

  1. adry dice:

    Genial el CONSEJO!! No lo sabía, Gracias!!!!

    1. Gise dice:

      Gracias por leerme! Que bueno que te haya servido mi artículo! Ya te suscribiste a mi Newsletter «Diario de Plantas»?
      Gracias, Gise 🪴

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gise

Arquitecta y amante de la botánica. Siempre es mejor con #MásPlantas!